Comunicado de Prensa #8

12.03.2015 .
Havana, Cuba

Descargar PDF

La artista cubana Tania Bruguera invita a un Conversatorio este viernes 13 de marzo a las 5 pm (hora de Cuba) en su casa (Tejadillo #214 -bajos- entre Aguacate y Compostela, La Habana Vieja), tras conocer que la Seguridad del Estado de Cuba (servicios de contrainteligencia) ha producido en colaboración con el Ministerio de Cultura un material audiovisual sobre su persona que ha sido divulgado en reuniones realizadas en el Instituto Superior de Arte y en el Centro Wifredo Lam.

El Conversatorio está dirigido principalmente a quienes fueron invitados a esos encuentros. «Quiero dar mi versión sobre los hechos ocurridos. Responderé dudas y expresaré en un espacio privado mis posiciones artísticas y políticas. Mientras más me presionan, más segura estoy de lo que pienso», declara Bruguera. «He invitado incluso a la propia instructora de la Seguridad del Estado que lleva mi caso, quien me respondió que no podría asistir por estar fuera de la ciudad ese día.»

En el Conversatorio se podrá copiar el material que se ha generado por la plataforma #YoTambienExijo y «se establecerá un espacio de diálogo sin miedo porque será transparente y porque nunca me he sentido más libre en mi propio país y me gustaría que otros tuvieran esa sensación.», afirma la artista.

«Quiero tener el derecho a réplica y defensa que hasta hoy me ha sido negado oficialmente en mi país.», comenta Tania en comunicado publicado por la Plataforma #YoTambienExijo. «Espero tener garantizada la libertad de movimiento hasta mi propia casa en La Habana Vieja, mi derecho de recibir en mi espacio privado a quien yo desee y de conversar pacíficamente sin temor a represalias o actos de repudio.», demanda Bruguera.

La Seguridad del Estado y el Ministerio de Cultura se han reunido con personas del ámbito de la cultura para «transmitir la versión institucional» sobre la performance del 30 de diciembre en la Plaza de la Revolución y sobre la vida y obra de la artista. En esos encuentros, según Bruguera, participan miembros de la contrainteligencia.

Según ha sabido #YoTambienExijo, las reuniones han sido presentadas por el Presidente del Consejo de las Artes Plásticas, Rubén del Valle, auxiliado por un miembro de la contrainteligencia. «En ellas se ha dado la versión institucional de la obra El Susurro de Tatlin #6 para la Plaza de la Revolución y mis motivaciones políticas.», comenta Bruguera.

«Vivo una guerra psicológica constante»

«Como artista y como ciudadana me presenté en la oficina de Del Valle la semana pasada. Éste al ver que mi presencia era para indagar sobre esas reuniones y lo que allí se había dicho y mostrado me gritó que él no tenía que someterse a un interrogatorio de mi parte, lo cual siguió con más gritos de su parte y mi expulsión de su oficina.»

«Esta semana, entregué una carta en el Ministerio de Cultura pidiendo oficialmente una cita con el Viceministro de Cultura Fernando Rojas, quien, según me han contado varias fuentes, aparece en el video explicando la perspectiva institucional», detalla la artista. «En ella le solicito acceder al material que sobre mi obra y sobre mi persona están siendo divulgados sin mi consentimiento y por fuera de cualquier proceso o espacio legal.»

«Un abogado me informó que yo tenía derecho a ver ese material porque había sido divulgado en público. Es una vulnerabilidad legal crear exprofeso un estado de opinión negativo sobre una persona que está esperando una medida de un fiscal ante aquellas personas que pudieran ser llamadas a un juicio para testificar», expresa Bruguera.

«Ninguno de los que me comentó sobre la información diseminada sabía, ni había sido informado en esa reunión que yo todavía estaba en Cuba, que me habían quitado el pasaporte, que me habían vestido de presa, que había sido detenida tres veces, que había pasado dos noches en un calabozo de la estación de Acosta y 10 de Octubre o que estaba esperando la medida del fiscal varias veces aplazada».

«En una nueva cita con la Seguridad del Estado esta semana fui informada que se pidió otra prórroga por 30 días para bajar la medida del fiscal. También los agentes se refirieron a mi familia. Están preguntando por mi sobrino, están monitoreando las llamadas con mi hermana, vivo una guerra psicológica constante. Ya han trabajado arduamente en bloquear las relaciones con los artistas, ahora el tour de fuerza es con mi círculo íntimo.», concluye Bruguera.

Sitemap