Español
/
Eleanor Heartney 
04.04.2010 

 

From: Heartney, Eleanor. "TANIA BRUGUERA: Politics by Other Means," Art in America, April 2010, (cover & illust.) pp. 98 - 105.

http://www.artinamericamagazine.com/features/tania-bruguera/

 

Descargar PDF

 

 

TANIA  BRUGUERA: LA POLÍTICA CON OTROS MEDIOS


Una muestra de las instalaciones y performances de la artista cubana reúne sus respuestas a diferente privaciones, particularmente las de su patria.

 

PARA LA INAUGURACIÓN el 28 de junio de «Sobre el imaginario político», de Tania Bruguera, las habitualmente sosegadas galerías del Museo de Arte de Neuberger quedaron transformadas por la luz, el sonido, los olores y el performance en vivo. Había una atmósfera carnavalesca, el fuerte olor a caña de azúcar se mezclaba con el aroma más suave del té, al tiempo que el sonido de hombres marchando y armas siendo cargadas provenían de una sala distante. Un performer caracterizando una figura africana nkisi nkonde, con un disfraz cubierto de lodo tachonado con clavos se movía lentamente por la entrada mientras la gente entraba a raudales por dos pasillos. Se podía serpentear entre una maraña de áreas de instalaciones y performances que alternaban la luz intensa (incluso cegadora) con una perturbadora oscuridad, también se pasaba por un corredor central flanqueado de bolsitas de té (de ahí el olor) que conducía a una sala grande en el fondo. Allí, actores que llevaban muy poca, o ninguna, ropa aparecían entre dos áreas de tribunas con micrófonos abiertos desde cuales los integrantes del público podían dirigirse a los visitantes congregados en la sala.


Mi experiencia al día siguiente fue más sosegada pero no menos intensa. En esta ocasión, un visitante podía permanecer solo, o casi solo, en las salas de instalaciones y experimentar el impacto psicológico objetivo de la obra. Se encontraba allí una increíble cantidad de performers de la noche anterior, unos realizaban reinterpretaciones programadas de eventos independientes y otros hacían gestos repetitivos relacionados con obras a mayor escala. Se hicieron evidentes algunas interrogantes que planteaba la muestra: ¿Cómo se pueden re-escenificar y volver a presentar performances e instalaciones, el más efímero de los géneros, dentro del marco de trabajo de una muestra monográfica mayor? ¿Qué sucede con los significados de obras ligadas a circunstancias específicas cuando se cambian sus contextos y sedes? Es posible que tales re-escenificaciones sean algo más que pálidos sustitutos de sus versiones originales? Al escribir la historia del arte del performance, estas interrogantes se hacen más urgentes, surgidas también a partir de las re-escenificaciones recientes de clásicos como «Meat Joy» de Carolee Schneemann, «Orgy Mistery Theater» de Hermann Nitsch, así como de recreaciones que ha hecho Marina Abramovich de otros performances, incluyendo los suyos (entre ellos, los de su retrospectiva actual en el MoMA).

 

Esta exhibición marca la elección de Bruguera como ganadora del Premio de Exhibición de Neuberger Roy R a la «muestra de principio de carrera» Concedido cada dos años, el premio incluye una exhibición en el museo y una monografía sobre el artista. Resultaría difícil imaginarse un ganador más desafiante. Nacida en Cuba en 1968, Bruguera aún conserva su residencia en su país, aunque desde 1998 divide su tiempo entre La Habana, Chicago y París. Inicialmente, se dio a conocer dentro del mundo del arte gracias a una serie de instalaciones de la Bienal de La Habana, en las que sus performances, políticamente cargados, solían ser editados o suspendidos totalmente.  Más recientemente, ha estado apareciendo en otros lugares


 

 

 

 

Traducido al español por Ernesto Alvarez Valdivia