Español
/
por Carlos Trigueros 
1996 

Descargar PDF

 

Cabeza abajo

por Carlos Trigueros

 

 

Un espíritu blanco camina y va clavando bandera rojas sobre cuerpos maniatados y tirados en el suelo. En Cabeza abajo el espectador de la perfornance es convertido en víctima, sobre su cuerpo se reescribe una memoria de guerra y violencia. La performer, Tania Bruguera, camina sobre ellos provocando, en mínimas acciones, el recuerdo inconsciente de opresión y conflicto, la experiencia de muerte colectiva, que puebla la historia de los pueblos. Un acto chamánico de exorcización, a través de la exfoliación de la memoria enquistada, de las zonas vitales y los temores arquetípicos de la conciencia humana.

 

A través de la objetualización de las víctimas crea un paisaje ritual e ideológico del sacrificio común de los caidos por Algo evocando literalmente la caida y el sacrificio propio y de otros ante ideas, ideales y banderas que pasan por encima de los cuerpos indiferentemente. Nunca se sabe bien porqué ideal superior de la humanidad, pero siempre es un algo con mayúsculas por el que se muere.

 

Tania Bruguera parece preguntarnos, ¿cuantos cadáveres, propios y ajenos, son necesarios para crear la alfombra roja por la que la Libertad camine para guiar al pueblo?