Español
/
Tania Bruguera 
Marzo 2007 

 

De: Bruguera, Tania “Trust Workshop - Opening Reception Russia 2007”, Printed Project, no. 7, Marzo 2007, Ed. Kim Levin, Dublin, Irlanda, 2007, (ilust.) pp. 27 - 38.

ISSN 1649-4075

 

Descargar PDF

 

Taller de confiabilidad

por Tania Bruguera

 

 

En lugar de crear objetos o eventos, he escogido como artista lanzarme a una serie de trabajos en los que creo instituciones temporales que insertan las contradicciones a las que hacen frente como su dimensión/capital simbólico. Cómo presentar este proyecto al arte plantea una cuestión ética. Por tanto, el único público apropiado para un trabajo así es el grupo de rusos para los que se creó la obra. Solucioné el problema de la exposición mediante un anuncio formal del título de este proyecto, Recepción de apertura, cuando se inició durante la Segunda Bienal de Moscú. En este caso exposición significa no un espectáculo público ni que fuera algo de acceso público, sino un anuncio de la existencia del proyecto. Entonces la existencia está en la imaginación o especulación del público o es un evento real desarrollado del mismo modo discreto en que trabaja la policía secreta. El arte entonces serviría de espacio para anunciar el proyecto sin evidencia física concreta.

 

Durante años he trabajado con el concepto del temor como instrumento poderoso de manipulación, En esta pieza, el temor inicial se transformó en una zona de comodidad que lentamente se transformó en una zona de comodidad que lentamente fue disolviéndose en horror más profundo y permanente manipulado con nuestro permiso. Entrar en una habitación en que a uno lo entretienen y donde puede fantasear con su "foto de familia" tomada por jóvenes agradables y enérgicos que ofrecen animales domesticados vestidos de bebés, cubre el propio hecho del acto y la imagen de Felix Edmundovich Dzerzhinsky, el creador de la policía secreta bolchevique, la "Checa", más tarde Comité de Seguridad Estatal o KGB. De las casi 76 personas a las que se les tomaron fotos durante las 2 horas de la recepción de apertura, solo una declinó su participación después de ver el retrato en la pared. Se trataba de un ruso de mediana edad.

 

La relación entre la realidad y el arte se ha explorado interminablemente, pero muchas veces el arte producido bajo parámetros tales sólo transmite su existencia de un modo representativo que se reconoce exclusivamente en el mundo del arte. Estos proyectos evaden su responsabilidad como parte activa de la realidad que se supone atiendan y, como resultado de ello, lo que debiera ser estrategia existe sólo como táctica. Los trabajos que creo habitan mundos paralelos del arte y la realidad del tema de que se trate y animan al público de ambos lados a cruzar y ganar un conocimiento más profundo del tema que se maneje.